Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El apoyo de la UAQ al movimiento estudiantil de 1968

448 | 6 septiembre 2016 | Archivo y Memoria | 322 vistas | comentarios
Marcha de universitarios en calles del Centro Histórico.

“Portando pancartas, los estudiantes universitarios se dirigían al Jardín Obregón para efectuar su mítin de apoyo a los capitalinos, por la agresión de que han sido víctimas éstos a manos de los cuerpos policíacos”. Fotos: Archivo Histórico/ Diario de Querétaro.

Kevyn Simon Delgado*

El movimiento estudiantil-popular de 1968, se afirma, marcó un parteaguas en la historia contemporánea de México. Sin duda alguna su principal desarrollo se efectuó en la Ciudad de México, sin embargo, sí hubo muestras de apoyo y protestas locales en diferentes ciudades del país. Cuando se gestó lo que devendría en el movimiento estudiantil con el que se comparan los demás a finales de julio, la represión policiaco-militar contra las y los estudiantes fue incrementando.

Una docena de días después, se organizaría la primera y única marcha en franco apoyo al movimiento estudiantil en la ciudad de Querétaro el 9 de agosto; Rodolfo Almada Gallardo, entonces presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Querétaro (FEUQ), anunció que la misma tenía la intención de “apoyar moralmente en sus demandas a universitarios y politécnicos capitalinos”, postura que adoptó la FEUQ debido a una reunión que sostuvieron con estudiantes de la UNAM y del IPN Unidad Chapingo. Paralelamente, un día antes de la marcha de Querétaro la Secretaría de Gobernación, por medio de un telegrama urgente, indicó a los gobernadores cómo actuar ante el crecimiento del movimiento: “S.G.Núm. 4384. Circular. Jóvenes estudiantes o falsos estudiantes han sido comisionados por agitadores Partido Comunista y su expresión juvenil llamada Centro Nacional de Estudiantes Democráticos, para promover agitación con pretextos diversos pero netamente subversiva en ambientes juveniles punto Han salido comisiones a todas entidades federativas punto Permitome sugerirle particular búsqueda estas comisiones fin expulsarlas esa entidad y especial atención a cualquier síntoma, inquietud fin contrarrestarlo punto Atentamente punto. Secretario de Gobernación Luis Echeverría.” (sic).

No hubo servicio de transporte ante el temor de que ocurrieran desórdenes.

“Mientras obreros y muchísimas otras personas trataban en vano de conseguir medios de transporte, [debido a que] los autobuses urbanos de pasajeros fueron retirados de circulación, ante el temor de que ocurrieran desórdenes, lo que no aconteció”.

A pesar de contar con la “sugerencia” del Ejecutivo Federal para “contrarrestar” la manifestación, ésta se llevó acabo tal como fue anunciada, el 9 de agosto. “Se suman universitarios queretanos a las protestas de los de México” fue el encabezado del Diario de Querétaro al día siguiente. La manifestación, que duró alrededor de dos horas, se llevó con tanto orden que la intervención del Ejército y la Policía fue innecesaria, es más, según el Diario, estos “brillaron por su ausencia”. Se menciona que tras el mitin en el Jardín Obregón la marcha se separó en dos grupos, uno fue al Palacio de Gobierno (donde ahora está el Archivo Histórico de Querétaro) y otro a la casa del gobernador Juventino Castro Sánchez, pero al encontrar las puertas cerradas en ambos lugares “la cosa no pasó de gritos estentóreos, porras a la Universidad y otras manifestaciones de euforia”.

Durante el mitin en el Jardín Obregón (hoy Zenea), y usando el kiosco como tribuna, los oradores fueron: Rodolfo Almada Gallardo, Augusto Isla Estrada, Jaime Silva, Sergio Herrera Trejo, Eduardo Sánchez Vélez, Leopoldo Ángeles Manríquez, Florentino Chávez, Guillermo Ballesteros y José Antonio Peña Zamora, quienes “lanzaron duros ataques a autoridades”. Los comerciantes de la zona centro de la ciudad, influenciados por los medios de comunicación que describían a los estudiantes como unos desadaptados, cerraron sus negocios temiendo algún tipo de desorden que nunca llegó, en ese mismo tenor el transporte público y los llamados autos de sitio dejaron de brindar servicios, mientras que las escuelas primarias dejaron salir a sus alumnos antes de lo normal.

Protesta en el Jardín Obregón, agosto de 1968.

“Varios cientos de estudiantes universitarios se reunieron en el Jardín Obregón para protestar por los sistemas represivos de la policía del D.F. sumándose así [a] sus colegas capitalinos”.

Por su parte la DGIPS reportó que la manifestación inició con alrededor de 800 estudiantes, identificando a los miembros de la FEUQ y participantes en la misma, de donde extrajeron que: “Florentino López Chávez quien dijo debían ser renovados los sistemas democráticos para lograr un equilibrio económico, pidió el cese de los altos funcionarios del D.F. (se comenta que este discurso fue elaborado por el Lic. José Ortiz Arana). José Antonio Zamora, habló de 33 estudiantes muertos en el movimiento estudiantil Universitario y recalcó las carencias económicas de la Universidad autónoma [sic] de Querétaro. Posteriormente invitó a los concurrentes a que se trasladaran al Palacio de Gobierno para entrevistarse con el Gobernador CPI Juventino Castro Sánchez; en este lugar volvió a tomar la palabra para protestar por la crisis económica de la Universidad de Querétaro. Al ser enterados los estudiantes de que el Gobernador no estaba en Palacio se dividieron trasladándose 60 de ellos a la Oficina Particular del Gobernador en donde se les informó que no estaba en la población (se especula que el Gobernador se encuentra en la Frontera Norte del país, a donde fue a recibir maquinaria para el Gobierno del Estado). Se dirigieron nuevamente al Jardín Obregón en donde continuó el mitin con asistencia aproximada de 1,200 estudiantes y público en general. En la segunda fase del mitin Antonio Peña Zamora quien puntualizó las peticiones que se harán al Gobierno del Edo., como sigue: Exigir libertad cultural, libertad académica y libertad económica, el establecimiento de un laboratorio de investigación y el respeto a la Autonomía Universitaria. Eduardo Sánchez Vélez quien a nombre de la Federación Estudiantil Universitaria Queretana respaldó los conceptos de Peña Zamora y anunció que se nombraba una comisión para hacer las peticiones ante el Gobernador. Peña Zamora dijo: que la Comisión quedaría integrada por los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación, incluyéndose él, e invitó a los estudiantes al terminar la manifestación dirigiéndose a la UAQ. En el transcurso del día en la UAQ repartió el volante que dice: ‘… CIUDADANO tú pagas nuestra educación con los impuestos que te cobra el gobierno por lo tanto debemos explicarte PORQUE LUCHAMOS’…. Los comercios del primer cuadro de la ciudad permanecieron cerrados de las 16 a las 20 horas porque antes de la manifestación estudiantil en vehículos los estudiantes recorrieron la ciudad invitando al pueblo a presenciar su manifestación, causando alarma entre la ciudadanía.”

Episodio que ha sido prácticamente olvidado en la historia de la Universidad Autónoma de Querétaro la que, propiamente, nunca se unió a la huelga y cuya planta docente manifestó su repudio al movimiento estudiantil-popular que se estaba llevando en la capital del país y que dejaría hondas y dolorosas huellas.

*Historiador de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner