Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El henriquismo en Querétaro

455 | 26 octubre 2016 | Archivo y Memoria | 156 vistas | comentarios

Kevyn Simon Delgado*

queretaro elecciones presidencia de mexico

“Por México y para México”, un lema en su campaña. Imagen: Especial.

Durante la década de los cuarenta y principios de los cincuenta la oposición al PRI en Querétaro era mínima y el poder del partido “emanado de la Revolución” era prácticamente total. Durante la década de los cincuenta diversas organizaciones mantuvieron posturas críticas contra el régimen. Una de estas, la Federación de Partidos del Pueblo de México, se articuló en torno al General Miguel Henríquez Guzmán, quien buscó en las elecciones de 1952 reivindicar la esencia democrática del movimiento maderista, apoyándose en grupos de extracción cardenista y en los grupos defraudados por el alemanismo, tratando de levantar las olvidadas banderas de la Revolución Mexicana.

En 1957, a cinco años de haber sido vencidos en las urnas bajo circunstancias fraudulentas y de haber sido constantemente reprimidos, llegando a sumar varios militantes asesinados, los henriquistas persistían en su afán de luchar por los ideales sociales y populares de la Revolución. En Querétaro permanecía un Comité Estatal de la Federación de Partidos del Pueblo Mexicano, establecido en la Calle Hidalgo #53, el cual, según la Dirección Federal de Seguridad, “sigue adelante en su lucha porque se cumpla con la Constitución de 1917, y en contra del comunismo”. “Firmes y disciplinados”, llamaban al pueblo en general, por medio de volantes, a no dar oídos “a las insinuaciones u ofrecimientos de nuestros enemigos: bien sabe el pueblo que lo que le ofrecen no se lo cumplen y sólo se acuerdan de él cada seis años para escalar los puestos públicos”. Clara referencia al PRI. Una “docena de simpatizadores” dirigidos por el señor Filiberto Aranda Luna, “antiguo dirigente Henriquista y amigo personal [del] General Henríquez”, estuvieron en “varios municipios tratando de reorganizar los Comités [de] dicho partido”.

Además de Filiberto Aranda Luna, la DGIPS señaló a otros importantes dirigentes henriquistas del municipio de Querétaro: al Lic. Abel Camacho Gutiérrez, al obrero Antonio Cortés, al profesor Enrique González, al Dr. Raúl Fraga Herrejón, a Salvador Nichano Marroquín, a Daniel Guerrero Olvera y a Lauro Cabrera Hurtado; en San Juan del Río ubicó al Lic. Benjamín Jiménez Muñoz y a Carlos Ugalde Osorio. Sin embargo, no hubo un seguimiento sobre las actividades realizadas por todos ellos.

historia de mexico henriquez guzman

Henríquez Guzmán en un mitin. Foto: ceneslibertadhenriquez.blogspot.mx

un informe más completo, el agente de la DFS reportó que de “todos los partidos políticos registrados que hay en el Estado, puede decirse que permanecen inactivos y principalmente, los de oposición, con la sola excepción del señor Filiberto Luna, antiguo dirigente henriquista, que en días pasados recorrió gran parte del Estado para cambiar impresiones con sus amigos acerca de si volvían a militar juntos en la oposición, dado que este señor es un oposicionista de ‘hueso colorado’, llámese el partido Almazanismo, Padillismo o Henriquismo”. Además de estas corrientes políticas, Luna Aranda, nacido en Amazcala, Querétaro, en 1894, participó en su juventud con el movimiento maderista en la Ciudad de México, donde estudiaba en el H. Colegio Militar, pero con el estallido de la etapa armada de la Revolución Mexicana regresó al estado para dedicarse al campo. Años después, en 1939, se unió al grupo de queretanos que fundaron en el estado el Partido Acción Nacional, en donde fue su segundo presidente estatal durante algunos meses en 1940, dejando el cargo y, aparentemente, al partido poco tiempo después. Finalmente, tras encabezar a los henriquistas de la entidad, falleció en 1969.

Otras de las actividades proselitistas, afines al henriquismo, fueron las desarrolladas por el exgobernador de Querétaro por el bando constitucionalista, durante unos meses de 1915, Gral. José Siurob Ramírez (1886-1965), quien, a principios de 1961, recorrió varios municipios del estado con el objetivo de formar un “frente de oposición”. En Cadereyta, por ejemplo, “llevó gran cantidad de propaganda impresa”, con textos donde se acusa de “saqueadores del oro de la nación” a los expresidentes Manuel Ávila Camacho, Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines; se ataca a los gobernadores de Querétaro, quienes son “impuestos para mantener a explotadores y latifundistas”; así como se critica al clero.

Meses después, José Siurob estuvo implicado en el intento de levantamiento armado convocado por el Gral. Celestino Gazca, que se tenía planeado para el 15 de septiembre del año en curso, sin embargo, este no se pudo dar. Se presume que en Querétaro también había gente dispuesta a tomar las armas, pero no encontramos mayor evidencia al respecto.

*Historiador de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner