Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Entre el 2 de octubre, la DFS y las intrigas en la UAQ

452 | 14 octubre 2016 | Archivo y Memoria | 137 vistas | comentarios
2 de octubre

“Con esta actitud y mantas con leyendas como la de esta gráfica, los estudiantes preparatorinos de la Universidad recordaron ayer los sangrientos hechos de Tlatelolco. Además izaron la bandera de la UAQ a media asta en el Palacio de Gobierno.” Foto: Archivo Histórico/Diario de Querétaro.

Kevyn Simon Delgado 

El 2 de octubre de 1972 se organizó la primera manifestación estudiantil contra los hechos ocurridos en 1968, aquí en Querétaro, con aproximadamente 400 estudiantes. Encabezados por el director de la Escuela de Bachilleres, Álvaro Arreola Valdés, los estudiantes recorrieron unas calles del centro hasta el Palacio de Gobierno. Cantando el himno nacional, estos izaron una bandera a media asta con moños negros alrededor de las 11 de la mañana, la cual fue retirada por las autoridades gubernamentales media hora después. A las 6 y media de la tarde, autoridades universitarias, encabezadas por el rector, José Guadalupe Ramírez Álvarez; Arreola Valdés; el director de la Escuela de Derecho, José Ortiz Arana; y el presidente de la FEUQ, Rogelio Arellano Jiménez, pasaron a recoger el lábaro.

Según la DFS, la manifestación fue auspiciada por Ramírez Álvarez, quien buscaría con la movilización “asumir en absoluto el control de los elementos universitarios; reforzar esto, asumiendo el control de campesinos y del grupo de paracaidistas de Casa Blanca, y, adueñarse por completo del control del Diario de Querétaro”, del cual era el director administrativo y donde venía urdiendo intrigas en contra del director general, Rogelio Garfias Ruiz. El mismo agente de la DFS, claramente un oreja, presente en los hechos y muy probablemente trabajador en la UAQ, escribió un reporte que llama mucho la atención por sus aseveraciones, las cuales resultan muy difíciles de comprobar, dejándose ver claramente su fidelidad al régimen y anticomunismo desatado, seguramente, hasta el extremo. Va el informe completo:

2 de octubre

Reporte de la DFS. Foto: Fondo de la Dirección Federal de Seguridad.

“Para asumir el control del elemento universitario no vaciló en planear el incidente con la colaboración de los agitadores Álvaro Arreola Valdez, Eduardo Sánchez Vélez y Alejandro Juárez Zúñiga, a quienes en mi presencia, denunció como los responsables del mismo al tratar de justificar su actitud ante el C. Gobernador del Estado. Unas horas después, en presencia de quienes había denunciado, cambió de actitud, expresando ante el C. Gobernador que no era un ultraje a nuestra Bandera el que habían consumado, sino simplemente una expresión de su dolor por sus muertos. En esta última ocasión confirmó su irreverencia para el Lábaro Patrio, que con todo cuidado le había sido entregado por el Sr. Gobernador, doblándolo y colocándolo bajo su axila, para poder hacer uso de sus manos, para los ademanes con que rubricaba sus falsedades. Los incidentes anteriores hacen evidente su deslealtad tanto hacia las autoridades del Estado, que tanto han ayudado al desarrollo de la Universidad, como hacia sus secuaces, a quienes primero denunció y después los estimuló para continuar actuando en la forma que estima sirve a sus intereses. Se dice que procede así, para afianzarse en la Rectoría de la Universidad y eliminar al Licenciado Arreola Valdez, que aspira a relevarlo en el puesto; pero estimo que sus esfuerzos para atraer bajo su control a los campesinos y paracaidistas y al ‘Diario de Querétaro’, constituyen indicios de que su objetivo es más ambicioso. Agregando a estos hechos, sus actitudes y elogios mutuos con otros elementos que figuran en la política local, permiten suponer que su objetivo es figurar, en una forma más relevante, en la política del Estado. Con relación a sus intentos por atraer al grupo de invasores de Casa Blanca, además de haber expresado en mi presencia que los estudiantes estaban haciendo como trabajo académico, encuestas sobre las condiciones de vida de los citados elementos y que él había intervenido porque se estaba generando un conflicto entre los paracaidistas y los estudiantes; los propios paracaidistas de Casa Blanca lo acusaron, también en mi presencia, de que les estaba ofreciendo alimentos y refrescos y al preguntársele a que costo, les respondió que era una ayuda que él les daba y que esperaba, en reciprocidad, una ayuda de los paracaidistas cuando se les requiriera; respondiéndoles éstos, a pesar de tratarse de gente ignorante, que no les convenía ese trato porque él, el Rector de la Universidad, tenía más líos que ellos mismos y que de ninguna manera querían complicar más su situación. El Rector de la Universidad es además escritor y está designado Cronista de la Ciudad de Querétaro. La voz popular lo señala como homosexual. A pesar de tratarse de una gente culta e inteligente, sus ambiciones lo hacen conducirse con evidente deslealtad, lo que indudablemente devalúa su obra literaria”.

Sobre los otros “agitadores” escribió con la misma saña que con Ramírez Álvarez. Sobre Arreola Valdés apuntó que era “extremadamente agresivo y pendenciero”, a Juárez Zúñiga le adjudicó “ideas radicales de extrema izquierda”, igual que a Sánchez Vélez, de quien dijo era “partidario de la línea Mahonista” [sic], y, según un rumor que escuchó, pero que no comprobó, es que “tienen contacto con el gavillero Lucio Cabañas.” Días después el informe fue ampliado, concluyéndose que los señalados “efectivamente sí son culpables” de haber organizado la protesta del 2 de octubre. El reporte, firmado por “Jesús Ruiz López”, mantiene la línea acusatoria que el anterior y concluye: “Se obtuvieron datos de que el Lic. Ramírez Álvarez, hace aproximadamente un mes llegó de Moscú, lugar a dónde salió rápidamente sólo y al regresar tuvo una junta con todas las personas antes mencionadas siendo el resultado de dicha junta, la manifestación del 2 de Octubre”.

Todas las acusaciones realizadas por la oreja de la DFS resultan, reitero, muy complicadas de comprobar y, francamente, parecieran más ficción que realidad; la pregunta es ¿hasta dónde la DFS tomaría cartas en el asunto por la desinformación de sus orejas y agentes?

*Historiador de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner