Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La ruta de la mariposa monarca a su paso por Querétaro

458 | 17 noviembre 2016 | Medio Ambiente | 919 vistas | comentarios

Anaximandro Flores Valderrama*

queretaro

En el Parque Nacional El Cimatario. Fotos: Libertad de Palabra.

La mariposa monarca es un tipo de insecto que pertenece a la orden de los lepidópteros, palabra cuya etimología griega proviene de lepis (escama) y pteron (ala), por lo que esta orden se puede definir como insectos con alas escamosas, pertenecientes a la familia Danaide, asimismo su nombre científico es Danaus plexippus Linneo.

De gran belleza y colorido, las mariposas monarca son de vital importancia en el ciclo de la vida, como agentes polinizadores que constituyen un factor de equilibrio ecológico en los bosques que habitan.

Se distinguen de sus congéneres por su longevidad; mientras otras mariposas tienen un ciclo vital de 24 días, las monarca pueden vivir hasta 9 meses.

A su vez, sus alas presentan un patrón de color naranja y negro fácilmente reconocibles, con una envergadura de 8 a 12 centímetros, aunque hay diferencias básicas entre machos y hembras:

a) Las hembras tienen sus alas más oscuras y además las rayas negras de las alas son más gruesas.

b) Los machos, ligeramente más grandes, tienen rayas más delgadas respecto a las hembras, que se pueden apreciar como un punto negro en cada una de las alas traseras, lo que sirve para liberar feromonas.

Es difícil decir cuántos huevos ponen las mariposas hembras durante sus vidas, pero se estima que el promedio en su hábitat natural es probablemente entre 300 y 400.

Durante su viaje y estancia en México se cortejan y reproducen los ejemplares adultos y nace la generación que volará en marzo hacia los Estados Unidos y Canadá; ninguna de ellas regresará a México, pues su ciclo de vida dura sólo algunas semanas (Fuente: Semarnat).

queretaro mariposa monarca

La mariposa monarca vienen a México para pasar el invierno.

En estos últimos días hemos visto en ciertas zonas de la ciudad de Querétaro el revoloteo de miles de mariposas monarca provenientes del Norte, cuyo destino final –para lograr pasar el crudo invierno de las áreas gélidas de Canadá– son los bosques de Michoacán y el Estado de México, mismos que fueron declarados como Reserva de la Biósfera y Santuarios  de la Mariposa Monarca por la Semarnat en años pasados. Por cierto, dichos sitios, en aquellas entidades, han sido severamente impactados por la explotación forestal, lo cual constituye una amenaza para el hábitat de la población de las mariposas monarca.

Se distinguen de sus congéneres por su longevidad; mientras otras mariposas tienen un ciclo vital de 24 días, las monarca pueden vivir hasta 9 meses.

De manera puntual y cronológica, desde hace miles de años, la mariposa, guiada por su extraordinario instinto de sobrevivencia, vuela en particular por nuestro territorio estatal ingresando por el Norte, el cual es su primer contacto y refugio temporal en su kilométrica migración. En nuestra geografía es el área protegida de Peña Colorada la que recibe la avanzada de la población monarca. Días después (un par tal vez) reinician su vuelo en dirección al Bordo del Parque 2000, dejándose ver en la zona de San Pedrito Peñuelas, durante las primeras horas de la mañana, donde pude lograr verlas protegiéndose en las zonas arboladas de mi centro de trabajo.

Posteriormente cruzando la urbe logran alcanzar la Alameda Hidalgo (con todo y ardillas) y de ahí viajan hasta la masa forestal de Parque Nacional El Cimatario y la zona de protección de flora y fauna del Tángano (o lo queda de él), buscando su derrotero final dirigiéndose hacia el sur en las áreas forestales de Huimilpan y Amealco. Así, pocos días después arriban a su destino: El Santuario de la Mariposa Monarca y Reserva de la Biósfera, en la que permanecerán hasta los meses de febrero o marzo, como desde hace miles de años los han hecho.

Aquí destaco la importancia del respeto y conservación de las áreas protegidas, de nuestra entidad antes señaladas, situación que como hemos sabido cada día que transcurre se ve ensombrecido su futuro por los malévolos planes que amenazan aquellas, pero como podemos ver, no sólo se trata de la conservación de nuestras áreas protegidas sino el significado ecológico y ambiental para la sobrevivencia de especies como la mariposa monarca, es decir esa maravillosa y bella migración es directamente afectada en la medida en que se afecte el hábitat efímero por el cual pasan en nuestro estado.

La Unesco declara: “Los santuarios de la mariposa monarca son considerados entre las cuatro bellezas naturales, por lo que constituyen patrimonio de la humanidad en suelo nacional” (Fuente: Semarnat/Conanp).

Esto nos queda claro a los ciudadanos que apreciamos la naturaleza, pero a los que ostentan el poder y el gran capital les viene valiendo madres, acabar con todo, incluso con ellos mismos.

Es un signo inequívoco de la crisis del gran capital. Donald Trump es un caso más evidente, un enfermo mental con poder y ahora con más poder, neonazi que repitió hasta el cansancio, en su burda y vulgar “campaña electoral”, que el cambio climático es una farsa.

Con este enfermo mental y los que votaron por él, se recrudece la gran amenaza para el medio ambiente con la que ya contamos decenios atrás.

*Docente/asesor externo

anaximandrofv@yahoo.com.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner