Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Muñecas / II

458 | 17 noviembre 2016 | Una Temporada en el Infierno | 86 vistas | comentarios
Be Sociable, Share!

Ramón Martínez de Velasco

“El abismo no nos detiene. El agua es más bella cayendo al vacío”: Ricardo Flores Magón.

Mujeres en la Revolución de México.

Carmen Serdán. Foto: Especial.

Según el periodista Jaime Avilés (Desfiladero), en la fachada de una casa particular potosina hay una placa que reza: “Fue aquí donde don Francisco I. Madero redactó el Plan de San Luis, que desató la llama de la insurrección popular contra la dictadura de Porfirio Díaz”.

La verdad es que el documento se discutió y se redactó en el número 520 de la calle Macon, hogar de Ernesto Fernández Arteaga y María Petre (que hoy es apenas un callejoncito de media cuadra).

Ahí llegó tras fugarse de una penitenciaría en San Luis Potosí, el 19 de julio de 1910, donde fue encarcelado junto con Roque Estrada por declarar ilegales las elecciones que un mes antes volvieron a dar el triunfo a Porfirio Díaz como presidente de la República.

“Madero se refugió en San Antonio, Texas, en la casa de María Petre de Fernández, quien se encargó de almacenar armamento para los anti-reeleccionistas y de reunirlo con Juan Sánchez Azcona, Federico González Garza y Aquiles Serdán” (Las mujeres en la Revolución Mexicana, Instituto Nacional de Estudios Históricos).

En la calle Macon dio forma a su plan revolucionario y pormenorizó la organización del levantamiento armado que habría de iniciar el 20 de Noviembre de 1910, para derrocar a don Porfirio.

Es posible que María Petre conoció a otras valientes mujeres anti-reeleccionistas que también se jugaron la vida hospedando en su casa a correligionarios que huían de la represión porfirista.

Una de ellas, Isabel Vargas Urquidi, colaboró en la campaña anti-reeleccionista con labores de difusión.

Otra, Áurea San Martín, fue uno de los contactos entre Madero y los conspiradores en Puebla, México, a través de la correspondencia –escrita en ‘clave’ y firmada por seudónimos– que recibía desde Macon 520 y que entregaba a María del Carmen Serdán Alatriste (alias ‘Marcos Serratos’), valiente mujer que promovía propaganda y propagaba armamento y dinamita con la ayuda de su cuñada, Filomena del Valle.

Sólo faltaban las instrucciones para iniciar la Revolución.

Carmen Serdán viajaría a San Antonio, Texas, para recibir el Plan de San Luis.

Y aprovecharía para entrevistarse con Francisco I. Madero y llevarle fondos a su hermano, Aquiles.

Pero María Petre cambió la jugada: “Pancho, yo puedo llevar esos documentos”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner