Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El INAH determinó inviables 57 parquímetros en el Centro de Querétaro

460 | 2 diciembre 2016 | Querétaro | 242 vistas | comentarios
  • La posición de diversos parquímetros, contemplados en el proyecto original, estorbaban el paso de los peatones en las banquetas, señaló el delegado del INAH, Manuel Naredo.
queretaro parquimetros

El delegado del INAH, Manuel Naredo. Foto: Libertad de Palabra.

Iván Aldama Garnica

Querétaro, Qro.- El Gobierno Municipal de Querétaro pretende invertir la pirámide de movilidad –otorgándole la prioridad al peatón–, pero uno de sus proyectos para hacerlo, como es el de los parquímetros, estorbaba el paso de los transeúntes.

Este fue uno de los motivos que llevaron a personal técnico de la Delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a descartar la instalación de 57 parquímetros en la Zona de Monumentos Históricos de Querétaro (la cual va desde Avenida Zaragoza a la Alameda Hidalgo en el Sur; de Avenida Universidad a la Vieja Estación del Ferrocarril en el Norte; de la calle de Altamirano hasta una cuchilla en la Calzada de los Arcos en el Oriente; y por el lado Poniente desde la Calle de Nicolás Campa hasta el  Cerro de las Campanas).

En su análisis de proyecto el INAH Querétaro determinó la inviabilidad de esta cantidad de parquímetros –casi la cuarta parte de los 204 que fueron contemplados en el proyecto inicial–, debido a que la posición en la que pretendían ser colocados impactaban en la visibilidad de monumentos históricos y estorbaban la movilidad de los peatones.

“Son detalles visuales y el cuidado de que exista una movilidad para los peatones, que no afecte la movilidad de los peatones, de que no encuentres, de pronto, en una acera estrecha un aparato”, señaló el delegado del Centro INAH Querétaro, Manuel Naredo Naredo.

El delegado del INAH en Querétaro anticipó que esta no es una cifra definitiva, debido a que el análisis fue enviado a la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos –el área normativa en la materia–, donde pueden emitir una serie de observaciones, entre ellas la inviabilidad de más parquímetros o inclusive la negativa de la licencia para el proyecto.

“Hicimos algunas sugerencias de reubicación de este mobiliario en diferentes calles, que en un principio la propuesta era simplemente colocar estos aparatos, donde de alguna manera fueran accesibles a los usuarios y nosotros no vemos eso, sino vemos que no afecte la visión, sobre todo de los monumentos históricos más relevantes. Entonces hicimos las modificaciones de ubicación correspondientes, y una vez que esto se hizo y que teníamos ya todas las fichas con estas características, enviamos este material a México, a la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, para que las oficinas centrales también hicieran una revisión de los mismos”, narró el delegado Manuel Naredo.

El delegado del Centro INAH Querétaro recordó que una de las propuestas de la empresa fue adosar los parquímetros a los muros de los inmuebles, no obstante esta intención fue descartada porque existen banquetas muy estrechas en el Centro Histórico, lo que obstruiría el paso del peatón, además de que tendrían que darle mantenimiento a los muros.

AMPLIACIÓN DE BANQUETAS

En este caso lo que determinaron fue ampliar la zona peatonal de las banquetas, justo en los lugares donde está prevista la colocación de parquímetros, para evitar que obstruyan el libre tránsito de los peatones.

“Hemos sugerido que no se menoscabe la posibilidad de franco paso de los transeúntes, que en el momento en el que se coloquen en una acera estrecha, un aparato, automáticamente reduce las posibilidades de movilidad de los transeúntes, entonces por eso se planteó la posibilidad, que ellos ya la traían, de ampliar la zona peatonal, las banquetas, justo en los lugares donde se van a colocar parquímetros, donde así sea necesario, donde haya aceras muy anchas no será necesario”, explicó el delegado Naredo.

Además de determinar la inviabilidad de 57 parquímetros, el personal del INAH sugirió a la empresa concesionaria que modificara el color de fábrica de los parquímetros por uno que fuera menos impactante o visible, detalló el delegado del Centro INAH Querétaro.

Al momento de la entrevista, el delegado Manuel Naredo dijo que aún no recibían las observaciones del personal de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, por lo que hizo énfasis en que aún no pueden emitir una licencia o negativa de licencia para el proyecto de los parquímetros.

Por otro lado insistió en que el INAH no puede emitir observaciones o fundar su resolución en cuanto a la conveniencia del sistema de parquímetros, sino que sólo pueden determinar el impacto visual de este tipo de mobiliario en la Zona de Monumentos Históricos.

“Nosotros como instituto no tenemos injerencia o posibilidad legal alguna de opinar sobre la conveniencia o no de un sistema de esta naturaleza, eso lo digo, porque mucha gente piensa que nosotros podemos decir al municipio ‘oigan, ese proyecto no es conveniente por x o y razón’. Nuestra competencia legal se circunscribe a la afectación que visualmente, elementos o mobiliario, pueda tener en la Zona de Monumentos, exclusivamente a eso se remite nuestra responsabilidad  y nuestra obligación legal”.

Al cuestionarle sobre las declaraciones de funcionarios municipales que anuncian que los parquímetros serán instalados antes de que concluya el año, el delegado del INAH dijo que puede tratarse de los parquímetros contemplados fuera de la Zona de Monumentos Históricos, pero reiteró que para el interior de dicha zona aún no hay algo definido.

“Ninguna de estas urgencias o presiones que tienen los Gobiernos locales nos influyen porque sería el peor error que nosotros cometiéramos, dejarnos llevar por las prisas, en realidad nosotros no tenemos una prisa específica, sería un error (…) La licencia, en un momento dado, o la negativa de licencia, responde a los criterios técnicos que expresen los especialistas técnicos del Centro INAH y los especialistas del área normativa que es la Coordinación, no hay forma, así como de inventarnos algo, tiene que ser muy sustentado”, afirmó.

El delegado del INAH agregó que también están realizando un análisis de las estaciones de bicicletas compartidas, el cual aún no concluyen.

Sin embargo, dijo que en el caso de las estaciones de bicicletas también realizaron la sugerencia de reubicación e incluso la modificación de su estructura física, debido a que pueden afectar alguna vialidad o algún monumento histórico relevante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner