Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Nuño y la educación pública (una confrontación abierta)

462 | 15 diciembre 2016 | Desde Nuestra América | 75 vistas | comentarios
sep educacion

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño. Foto: SEP.

Oscar Wingartz Plata*

Hemos iniciado esta entrega con un epígrafe propio, el cual es parte de un trabajo titulado: “Educación en América Latina y Neoliberalismo” presentado en el VII Congreso Internacional de Filosofía Latinoamericana celebrado en agosto pasado en las instalaciones de nuestra universidad. En dicho evento, entre otras tantas reflexiones generadas, se habló de la necesidad impostergable de hacer valer el peso de los argumentos vertidos por diversos actores en materia educativa, así como la urgencia de abrir foros de discusión y debate sobre el tema.

Hago mención de este punto, por un asunto que tiene un margen de verdad en sí mismo: si se sigue la “ruta trazada” por el actual secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, la consecuencia directa será el desmoronamiento de todo el Aparato Educativo Mexicano como lo conocemos actualmente. Esta afirmación no es exagerada ni desproporcionada, porque es lo que realmente se pretenden en última instancia. Sólo es cuestión de seguir con cuidado los dichos y afirmaciones que hace el propio secretario, que sin miramientos de ninguna naturaleza ha retado y confrontado abiertamente al Magisterio Nacional. Pretendiendo con ello, la sumisión total del profesorado. Esto, simple y sencillamente es inaceptable por el ángulo que se le vea.

…sin temor a equivocarnos se ha convertido esta confrontación en un auténtico campo de batalla, sólo es cuestión de recorrer los últimos acontecimientos de mayo pasado al día de hoy, donde el protagonista central ha sido la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la férrea, insensible e intransigente oposición de su contraparte, la Secretaría de Educación Pública (SEP) encabezada por un personaje de muy, muy bajo perfil personal y profesional, Aurelio Nuño, apoyado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en la búsqueda y aceptación incondicional y acrítica de la mal llamada “Reforma Educativa” por parte del Magisterio Nacional.

Oscar Wingartz Plata.

En estas consideraciones que se vienen proponiendo podemos precisar al menos tres núcleos de su actuación: a).- La puesta en acto de la supuesta “Reforma Educativa”; b).- La implementación de la misma en todo el cuerpo magisterial con la famosa “evaluación docente”; c).- La confrontación que abrió sin mirar las consecuencias que se desprendían a partir de sus actos y dichos. Esto lo podemos exponer de forma suscitan: se está pretendiendo implantar un “nuevo modelo educativo” como se dice coloquialmente “a sangre y fuego” llevándose a quien se ponga enfrente, empezando por el sector que debería implementar dicho modelo: el profesorado. Total y absoluta contradicción.

Realmente no tiene pies ni cabeza lo que está haciendo el secretario Nuño, ¿quién le dijo que ésta es la mejor forma de implementar una reforma educativa? Es decir, enfrentando a los maestros que son el alma y el corazón del Sistema Educativo Mexicano. Una muestra fehaciente de este hecho, son los acontecimientos acaecidos en Nochixtlán, Oaxaca, con los saldos conocidos por todos. Otro elemento de esta confrontación ha sido, la manera punitiva y desaseada en que los maestros fueron “llevados” a las evaluaciones con la “presencia y actuación” de la fuerza pública. Esto realmente es increíble, un examen académico “vigilado” por la fuerza pública. Simplemente eso no tiene ningún sentido. Para cerrar el círculo, con la constante amenaza de no hacerlo serán dados de baja. Una incongruencia más.

El secretario Nuño se ampara en una serie de afirmaciones reiterativas, intimidatorias, evidentemente, amañadas, cargadas de una fraseología confusa y confrontativa que hacen de sus dichos una permanente amenaza. Esto por su propia lógica no tiene rigor ni sentido alguno. Este señor, guardando las debidas proporciones se parece en algo al secretario de Propaganda del Nacional-Socialismo alemán, Joseph Goebels que decía: “Repitamos una mentira mil veces para que se convierta en verdad”. Así le está haciendo. Reiterar machaconamente que lo “ampara la ley”, la pregunta en este punto es: ¿Cuál ley?, ¿cuál Reforma Educativa?, ¿cuál calidad educativa? Esas son afirmaciones subjetivas que carecen de todo fundamento y asidero sólido. Es sólo una cortina de humo, y muy denso, para engañar y confundir a la población.

Lo que realmente necesitamos en una reflexión seria, profunda, fundamentada, participativa y propositiva de todos los sectores que conforman el aparato educativo nacional, empezando por los maestros que son la pieza clave de la educación. Los demás es simple y llana imposición sin importar los costos en su implementación, como lo estamos viendo. Hacerlo como lo están haciendo esos personajes, nos vamos a quedar sin escuela mexicana.

En todo esto hay un aspecto que el secretario Nuño no ha mencionado para nada, reiteramos, para nada, realmente ¿cuál es fundamento de toda esta reforma?, ¿a dónde se quiere llegar con todo esto?, ¿qué se traen entre manos? Como se dice, que lo diga en serio, sin pseudo frases grandilocuentes, ni simulaciones, ni mentiras. Porque una cosa es cierta, todas sus afirmaciones son engañosas y pseudo verdades. Más bien, parece “profeta”, al pretender asumir una postura de “salvador de la educación mexicana.” Realmente está muy lejos de ello. No tiene la estatura para volar a esas alturas. En esa dimensión está este asunto. Los pretendidos vuelos, no despegan del suelo. Un primer balance que podemos hacer de este año en materia educativa, literalmente es desolador, donde nuestros maestros y maestras han cargado con todo el peso de esta lucha, lo cual no es justo ni pertinente. Nuestro magisterio tiene la razón de su lado, por un asunto que es ineludible: Ellos son los expertos, porque conocen la materia y objeto de su trabajo. Es su vida cotidiana, saben lo que dicen. Terminamos esta entrega con la siguiente cita:

En definitiva, ¿qué se pretende hacer con esta concepción de educación que subyace en esta reforma? El estudiante no recibirá una educación integral, en equilibrio con la ciencia y la técnica, sino recibirá un adiestramiento para incorporarse a los oficios y empleos junto con una orientación ideológica para que se comporte como un sujeto dócil y sumiso. En este orden, el mismo José Antonio Torres tiene una afirmación contundente y lapidaria: “…el neoliberalismo tanto a nivel internacional como nacional, ha sido especialmente anti-humanista; fuertemente ideológico y anti-histórico”. (José Antonio Torres y Gabriel Vargas, Educación por competencias, ¿lo idóneo?, México, Editorial Torres Asociados, 2012).

*Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Profesor-investigador en la Facultad de Filosofía de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner