Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Los cuatro jinetes del apocalipsis: Trump, EPN, Pancho Domínguez y Marcos Aguilar

464 | 18 enero 2017 | Democracia o barbarie | Opinión | 227 vistas | comentarios
biblia

Representación de uno de los pasajes de la Biblia. Imagen: Especial.

Germán Espino Sánchez*

¿Para qué queremos a Trump si ya tenemos a Peña Nieto, a Pancho Domínguez y a Marcos Aguilar? Dicen algunos analistas queretanos. Pues para terminar de darle en la madre al país, les podríamos responder. Lo cierto es que se han alineado las personalidades más oscuras en todos los niveles, desde el nivel internacional con Donald Trump y Vladimir Putin, en el nacional con Enrique Peña Nieto, en el estatal con Pancho Domínguez y en el municipal con Marcos Aguilar.

Estos cuatro jinetes del apocalipsis tienen en común que representan a un modelo de capitalismo depredador. Pero también representan a sectores políticos y grupos sociales enfermos que, en su desesperación, pueden acudir a locos extravagantes que prometen cosas insensatas.

Estos cuatro jinetes del apocalipsis tienen en común que representan a un modelo de capitalismo depredador. Pero también representan a sectores políticos y grupos sociales enfermos que, en su desesperación, pueden acudir a locos extravagantes que prometen cosas insensatas. Prometen empleos bien remunerados y con pocas exigencias, prometen riquezas incalculables a sus países. En Estados Unidos y Europa, los locos de ultraderecha prometen castigar a las minorías para premiar a las mayorías blancas. Por encima de todo, prometen salir de la crisis sin pagar los pecados que originaron esta crisis. En 2016, un gran sector de la población votó contra Obama porque no brindó una solución mágica a la crisis. Después de la grave crisis de 2008, Obama no logró restaurar la edad dorada del capitalismo, sólo comenzó a sacar al país de la crisis, pero no devolvió toda la riqueza (imaginaria fundamentalmente) que los estadounidenses tenían antes de 2008.

Lo paradójico es que Donald Trump regresa al gobierno con los empresarios estafadores que provocaron la crisis de 2008. En 2016, el mismo Donald Trump estaba al borde de la bancarrota si perdía la elección presidencial, pero ahora como Presidente de los Estados Unidos podrá restablecer la riqueza de su imperio inmobiliario. Tendrá las manos libres para hacer negocios aprovechando el cargo de presidente.

Trump simboliza lo peor del capitalismo de Estados Unidos y del mundo. Es un empresario codicioso, dispuesto a hacer dinero estafando a quien se deje, chantajeando, saqueando a los más pobres. No tiene principios morales que le obstruyan el camino, puede mentir, matar, contaminar, amenazar, todo con el simple objetivo de sacar dinero de donde se pueda.

estados unidos mexico

Los cuatro jinetes del apocalipsis: Marcos Aguilar, Francisco Domínguez, Enrique Peña y Donald Trump.

Muchos creerán que esa siempre ha sido la ética del capitalismo, pero se equivocan. El sistema capitalista surgió con protestantes honrados que pretendían santificarse trabajando y dedicándose a la virtud cristiana. Hay que leer el libro La ética protestante y el espíritu del capitalismo de Max Weber. En los orígenes del capitalismo, ciertamente el camino del protestante honrado era tener éxito económico, pero se trataba de hacerlo sin lastimar a los demás; la idea era ser austero, laborioso, reinvertir las ganancias y nunca gozar de lujos exagerados. Poco a poco el capitalismo fue evolucionando en el siglo XIX y XX hasta los empresarios como Trump que desean dinero para dedicarse a los placeres más extravagantes, entre ellos, drogas, prostitutas, orgías con menores de edad, lujos exagerados, etcétera. También hay que matizar que no todos los empresarios del mundo tienen este perfil depredador, incluso se puede hablar de que muchos asumen un compromiso de responsabilidad social como en los orígenes del capitalismo. Desgraciadamente un grupo de empresarios con este perfil depredador se convirtieron en los que controlan los flujos financieros desde Wall Street y gracias a ello controlan la economía mundial. Este grupo de estafadores fueron los que llevaron al desastre a la economía mundial en 2008 y ahora están de vuelta con Trump.

Durante la campaña presidencial de 2016, Trump fue evidenciado envuelto en todo tipo de escándalos por su pasado. Los periódicos más importantes de Estados Unidos denunciaron su pasado de organizador de orgías con menores de edad, fiestas ostentosas con drogas, con las prostitutas más caras, en los lugares más lujosos, etcétera. Fue exhibido como acosador, como estafador, como racista, como mentiroso, como charlatán, como un tipo peligroso y despreciable que se vanagloria sólo de su dinero. En su pasado destaca que hizo negocios con las mafias de todo el mundo, que estafó al sistema fiscal de los Estados Unidos durante décadas…

Abundaron los análisis de especialistas y empresarios famosos como Michael Bloomberg que lo denunciaron como un empresario estafador. Grandes especialistas de medicina y psiquiatría sustentaron que la personalidad de Trump era la de un maniaco ególatra. Y a pesar de todo, la mayoría de estados de Estados Unidos creyó que este empresario podría sacarlos de la crisis.

¿Qué significa que las poblaciones de occidente estén votando por este tipo de personajes? Pues quizá que las sociedades buscan que estos locos nos saquen de la crisis al precio que sea, no importa si se aplasta a las minorías, si se contamina el mundo, si se omiten los derechos humanos de los disidentes… Lo único importante es el dinero, que podamos volver a gastar como en los mejores tiempos, es decir, antes de 2008. En aquellos años en los que las clases medias y altas vivían en la ficción de que el dinero fácil era posible y estaba al alcance de todos. Y justamente eso es lo que quieren de vuelta, el dinero fácil. El problema es que la crisis económica y política actual no tiene una salida fácil. La dura realidad pondrá a prueba las promesas desmesuradas de Trump, hasta dónde llegará su locura para cumplir sus promesas absurdas a los estadounidenses, eso es lo que debe preocuparnos. Desgraciadamente la política estadounidense nos desborda, pero aquí en México debemos comenzar por poner orden en nuestro país, por detener a los gobiernos de Peña Nieto, de Pancho Domínguez y de Marcos Aguilar.

*Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner