Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Las marchas de la rectoría de la UAQ / II

470 | 1 marzo 2017 | Archivo y Memoria | 155 vistas | comentarios
rector rabell con calzada padre

El rector de la UAQ, Enrique Rabell (primero a la izquierda), y estudiantes en mesa de diálogo con el gobernador Antonio Calzada Urquiza y el secretario de Gobierno, Fernando Ortiz Arana. Foto: Hemeroteca UAQ/Diario de Querétaro.

Kevyn Simon Delgado*

En la no tan estudiada historia de la Universidad Autónoma de Querétaro, destacan tres marchas encabezadas por la rectoría, una por Enrique Rabell Fernández en 1977, otra por Mariano Palacios Alcocer en 1980 y, la más grande de todas, la de Dolores Cabrera en el 2002. Hace unos días se sumó a esta lista la de Gilberto Herrera. Recordemos las primeras dos.

Durante los setenta, la UAQ crecía y continuaba con sus constantes problemas económicos, la autonomía era relativa al gobierno en turno y los espacios universitarios tenían, usualmente, la injerencia gubernamental, léase el PRI. Los estudiantes estaban polarizados entre los afectos al sistema y los que buscaban un cambio. En ese marco, un hecho muy recordado fue el acaecido con el presidente de la FEUQ de 1977-1978, estudiante de Derecho, Iván Moctezuma Pérez Guzmán, quien fue herido de bala a un costado del Centro Universitario por un agente de la Policía Judicial del Estado, durante la madrugada del 8 de octubre de 1977, realizándose varias manifestaciones estudiantiles para repudiar el hecho y exigir justicia.

rector enrique rabell fernandez uaq

Marcha encabezada por Enrique Rabell Fernández. Foto: Archivo Histórico/Diario Noticias (11 de octubre de 1977).

“Fuera la represión policiaca”, “Mueran los asesinos Zepeda y Guerrero”, fueron las consignas. En los siguientes días las manifestaciones se incrementaron exigiendo el cese de los policías involucrados, realizándose pintas y marchas; en la noche del 10 hubo una de tres mil estudiantes de la UAQ al Jardín Obregón, encabezados por el rector, Enrique Rabell, quien apoyó un paro total de labores desde la noche del 10 de octubre. Estudiantes de la FEUQ hasta quemaron una camioneta de la Dirección de Seguridad Pública del Estado que tenía retenida desde la mañana del 8. Finalmente, casi a la media noche del 11 de octubre, Ernesto Zepeda Vázquez, procurador de Justicia, y Luis Guerrero Ugalde, jefe de la Policía Estatal, presentaron sus respectivas renuncias irrevocables. Zepeda Vázquez, además, también renunció a la cátedra de Derecho Civil que había impartido durante 20 años en la Escuela de Derecho. El día 13 los estudiantes volverían a clases. Enrique Rabell, otrora deportista olímpico, continuó laborando en la UAQ hasta su jubilación.

Dos años y medio después, con Rafael Camacho Guzmán en la gubernatura y Mariano Palacios Alcocer en la rectoría (puesto al que llegaría de manera algo controvertida), volvió a darse una marcha convocada por la rectoría, ahora en defensa de la autonomía. Tras la represión a los normalistas el 8 de mayo de 1980, quienes demandaban mejoras al interior de su escuela, y que fueron perseguidos hasta el interior de las instalaciones de la Preparatoria Sur, el respaldo de la UAQ, con sus propias demandas, se hizo sentir. Esa misma tarde Mariano Palacios Alcocer convocó, a través de la naciente Radio UAQ, al Consejo Universitario para una sesión extraordinaria, los cuales votaron unánimemente a favor de apoyar a los normalistas hasta que fueran resueltas sus demandas, además de cesar y consignar a los policías que agredieron a los estudiantes, esto en respuesta a la agresiva intervención policiaca que llegó hasta el interior de la Preparatoria Sur. La sesión fue abierta para todos y fue seguida por cientos de personas, escuchándose varios testimonios y demandas.

mariano palacios alcocer

Marcha encabezada por Mariano Palacios. Foto: Archivo Histórico/Diario Noticias (9 de mayo de 1980).

Finalizando la jornada, se realizó una marcha encabezada por Palacios Alcocer con alrededor de mil y dos mil manifestantes, quienes gritaban “Camacho y Somoza, son la misma cosa”, “Muera la Procuradora, al fin que es picadora” y “Chingue a su madre el Negro Camacho”, marchando desde Tecnológico con Hidalgo, por Ezequiel Montes, hasta Madero y Ocampo, donde estaba el Palacio de Gobierno (hoy Archivo Histórico de Querétaro), para después realizar un mitin en el jardín Obregón.

Durante las siguientes 2 semanas se darían varias marchas más, también con la participación del rector. Esta lucha, que conglomeró distintas posturas, fue un punto cumbre dentro de las luchas sociales en la entidad. Mariano Palacios Alcocer, quien venía de ser presidente municipal, pasó a ser gobernador de la entidad y presidente nacional del PRI.

*Historiador de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner