Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Ah caray… ¿cómo estuvo eso?

487 | 28 junio 2017 | Expresiones | Opinión | 88 vistas | comentarios
comerciantes de la alameda hidalgo

Comerciantes, con sus familias, que fueron retirados del frente de la alameda “Hidalgo”, espacio donde el primer gobierno municipal del PAN en la capital les dio autorización para trabajar. FotoLibertad de Palabra.

Ivonne Olascoaga Correa*

La madrugada del 19 de junio del año pasado ocurrió un operativo para desalojar a los comerciantes de la alameda “Hidalgo”, se trataba en total de 358 carritos en comodato que se les había entregado a los comerciantes.

En este caso el líder de este proyecto –el alcalde Marcos Aguilar– declaró que se tomó la decisión del desalojo porque en ese sitio existía inseguridad, drogadicción, prostitución y venta de armas, entre ellas cuernos de chivo y granadas de fragmentación.

Luego cerca de una centena de esos comerciantes obtuvieron un amparo del Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y del Trabajo; lo cual representa que vuelvan por un tiempo indeterminado a ocupar la alameda “Hidalgo” y colocar de nuevo sus carritos. Bueno, ahora el alcalde, sí los invita a negociar, antes no ocurrió eso, sólo se dio un desalojo sin negociación previa.

Al margen del problema jurídico y laboral la reflexión es la siguiente:

Si como dice el alcalde (aceptando sin conceder) se vendían drogas, ¿por qué no nos avisó a todos los queretanos?, pues nosotros y nuestros hijos pasamos por ahí muchísimas veces.

Si vendían armas como cuernos de chivo y granadas de fragmentación, ¿por qué no nos alertó, por qué puso tantas y tantas veces nuestras vidas en peligro?, ya que quienes compran esos artefactos super destructivos son grupos de alta peligrosidad y nosotros sin saber caminábamos junto a ellos, ¿por qué?.

El alcalde, como primera medida, antes de retirar los carritos, era enterar a la autoridad federal para que detuviera a los comerciantes que vendían las drogas, las granadas y los cuernos de chivo, y así retirar de nuestras calles tanto a los vendedores como a los compradores de armas de alto poder y de drogas.

Y entonces el problema no se resolvió ni siquiera un mínimo, no, ahora se trasladarán a otro lugar de la ciudad, es decir no se erradicó la venta de armas y drogas sólo se cambiará de sitio, entonces… ¿dónde está el remedio?

La gran mayoría de los queretanos dicen que se ve mucho mejor la alameda sin los carritos, y coincido, pero la pregunta es: ¿actualmente dónde se venden esas drogas y esas armas? Y si en la negociada los reubicarán, entonces ¿en ese nuevo sitio habrá inseguridad, prostitución, venta de armas y drogas? Porque una cosa es la imagen urbana, la movilidad y la defensa del espacio para los queretanos –que puede ser una razón válida– y otra cosa muy diferente y sumamente delicada es la venta de armas y drogas.

Si sólo se cambia de domicilio un problema ¿podemos decir que está resuelto?

Y finalmente esperamos una amplia y satisfactoria explicación del por qué no enteró a las autoridades federales acerca de ese peligrosísimo asunto y, de ser cierto, hasta se nos enchina el cuerpo de saber que ahora en determinado punto de nuestra ciudad existirá un nuevo tianguis que vende prostitución, drogas y armas de alto calibre.

*Excandidata de Morena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner