Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El terrorismo en el corazón de Europa… y del mundo

484 | 6 junio 2017 | Global-Local: Mirador Internacional | Opinión | 141 vistas | comentarios

Marisol Reyes Soto*

atentado en manchester inglaterra

Londres, después del ataque del 22 de marzo del 2017. “Hoy en la Abadía de Westminster nuestro país permanece unido. Compartimos el dolor como uno mismo. Nuestro espíritu no será quebrantado, estamos unidos por la fe y la humanidad”. Foto: Cortesía Marisol Reyes Soto.

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial los actos de violencia militar a gran escala se han escenificado en espacios regionales periféricos a la geografía de los países industrializados de occidente. Estados Unidos y Europa han utilizado sus ejércitos y recursos militares para combatir conflictos de mediana y baja intensidad en diferentes partes del mundo. Sin embargo, la premisa fundamental en la que descansa su seguridad nacional reside en privilegiar, ante todo, la protección de la integridad física y psicológica de sus sociedades dentro de su territorio.

Desgraciadamente, el atentado contra las torres gemelas de los Estados Unidos en el 2001 inauguró una nueva era en la que se demostró que aún las súper potencias militares tenían flancos de vulnerabilidad y sus territorios podrían ser atacados por amenazas externas. De ahí que, aprovechando la precariedad psico-social que se generó después del ataque, las élites políticas estadounidenses decidieron responder con la creación del discurso del “terrorismo”. Burdamente, una religión tan compleja y llena de sutilezas como el Islam se asoció con el odio y el fundamentalismo. De la noche a la mañana el mundo musulmán fue despojado de sus cualidades espirituales y pacifistas para convertirse en la némesis de los valores occidentales.

Casi dos décadas han pasado y paradójicamente se podría argumentar que el manejo del discurso del terror ha resultado contraproducente para los que intentaron manipularlo. Las organizaciones criminales que han perpetuado viles actos de violencia, han encontrado en la creciente demonización del Islam, la plataforma perfecta para propagar sus actos proselitistas de reclutamiento y radicalización. Así mismo, el uso de internet y la proliferación de diferentes espacios de comunicación virtual han globalizado el fenómeno al grado que los mecanismos de inteligencia han sido desbordados. Hoy en día es claro que es imposible detectar a las miles de células que emergen y se transforman de manera casi orgánica en diferentes latitudes del mundo. Por ejemplo, se ha manifestado que en el Reino Unido existen al menos 23,000 individuos radicalizados que podrían representar un peligro para la seguridad de ese país.

Es muy cierto que el terrorismo ha apuñalado el corazón de Europa perpetrando matanzas masivas en ciudades emblemáticas como París, Londres, Bruselas, Berlín y Moscú. Sin embargo, los mismos grupos han realizado actos de increíble atrocidad en Turquía, Afganistán, Egipto, Siria, Irak, Libia, Túnez, Yemen, Costa de Marfil y Malí, entre otros países.

Ante la imposibilidad de resguardar la seguridad con fuerzas policiacas y militares, el antídoto más tangible y efectivo se encuentra en la misma sociedad. Aún en las condiciones más dramáticas y después de las desgracias ocurridas, las sociedades resisten y prevalecen.

Si los discursos dividen, las acciones terroristas han unificado. En las situaciones más críticas y desesperadas, la respuesta social ha sido ejemplar por su compasión, altruismo y solidaridad. No importa si la desgracia ocurrió en las calles de Kabul o Manchester, el humanitarismo se ha manifestado, y en medio de tanta desolación hay brotes de esperanza.

*Académica especializada en temas internacionales.

Correo electrónico: mreyess@itesm.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner