Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Sergio Jerónimo, el incómodo

486 | 20 junio 2017 | Archivo y Memoria | Opinión | 215 vistas | comentarios

Kevyn Simon Delgado*

queretaro sergio jeronimo sanchez saenz

Sergio Jerónimo Sánchez. El Nuevo Amanecer de Querétaro, marzo de 1991.

Sergio Jerónimo Sánchez Sáenz no es un nombre nuevo en esto de las polémicas estatales, tampoco lo es en los asuntos de represión gubernamental y menos aún en la historia de las luchas sociales en Querétaro. Proveniente del norte del país, con estudios en la Ciudad de México, llegó a la capital del estado en la década de los ochenta atraído, igual que miles de personas, por la creciente oferta laboral que venía de la mano con la industrialización que vivía el municipio. Mal pagados –en general–, con pocos derechos y sin libertad de elección en sus sindicatos, la lucha obrera todavía se dejaba sentir, aunque su momento más tenaz ya había pasado, debido a la cooptación y la represión de la misma. Sergio, al igual que decenas, si no es que cientos, de obreros fue colocado desde entonces en una ‘lista negra’ por sus loquísimas ideas –léase con sarcasmo– de justicia social, igualdad y libertad.

Orillado a buscar otros caminos, la lucha urbano-popular y magisterial se abren frente a él. También como consecuencia del imparable crecimiento urbano, numerosas ‘colonias proletarias’ se construían a toda prisa, sin solventar todos los servicios necesarios para otorgar una vida digna a sus habitantes; a pesar de la velocidad, las casas-habitación no daban abasto a la constante migración interna y externa que llegaba a trabajar. Las organizaciones urbano-populares con un discurso de izquierda empezaron a ocupar los espacios que el entonces omnipresente PRI ya no pudo controlar. El Comité de Defensa Popular (CDP) y el Frente Independiente de Organizaciones Sociales (FIOS), fueron dos de los proyectos donde participaría el ahora profesor Sergio Jerónimo.

En el rubro electoral, no convencidos por el origen y formación del PRD, la organización del Partido del Trabajo, hecha por grupos urbano-populares, atrae a Sergio Jerónimo. Sin embargo, una vez más, el panorama electoral no parece ser de su entero agrado. La lucha urbano-popular, paralelamente, toma mucha fuerza, se divide y surgen incontables organizaciones de este corte, ya no tan enfocados en la vivienda, sino en los servicios, como el comercio ambulante y los taxis.

Con el impresionante surgimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional aquella histórica madrugada del 1 de enero de 1994, y ante la represión gubernamental, las muestras de apoyo no se hicieron esperar. Sergio y sus compañeros y compañeras mandaban alimentos, hacían marchas, mítines y ayunos por la paz en Chiapas. El Subcomandante Marcos les agradeció la solidaridad con una carta, hoy enmarcada en la sede popular de la colonia Maxei. En honor a la lucha de los indígenas del sur del país, el FIOS modifica su último apellido por ‘Zapatistas’, FIOZ, y se relaciona e impulsa la lucha hñahñú en Amealco.

Movilizados como nunca antes, los sectores populares y magisterial ‘tomaban’ las calles del centro de Querétaro cada 5 de febrero, fecha en la que el presidente de la república venía a recordar la cada vez más irreconocible Constitución de 1917; aquella jornada de 1998, el primer gobierno del PAN en Querétaro, con Loyola Vera a la cabeza, decidió ‘hacer valer el estado de derecho’ (?) y acabar con la lucha urbano-popular. Sánchez Sáenz, Anselmo Robles (hoy también con una orden de aprehensión por el ridículo delito de “motín”) y Pascual Lucas Julián (quien desde hace varias semanas sufrió la desaparición forzada de una de sus hijas en Amealco, Eva María Pascual Julián) fueron arrestados y sentenciados a varios años de cárcel, de donde salieron para, finalmente, ser reconocida su inocencia. Hace ya 19 años de esa jornada que se han ido muy rápido, aunque sin grandes cambios en la estrategia represiva de los gobiernos del PAN, el cual, ahora con Domínguez Servién, volvió a darle cacería por los “delitos” de la marcha/desfile/protesta del 1 de mayo del año pasado, arrestándolo durante una semana, del 5 al 12 de junio, en condiciones muy criticables que no deben ser permitidas. Activista comprometido, Sergio Jerónimo Sánchez Sáenz, ahora con el Frente Estatal de Lucha, ha resultado, por lo menos en los últimos 25 años, sin duda, una persona incómoda para las ambiciones de orden absoluto de los gobiernos estatales.

*Historiador de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner