Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Estar o no estar, no es ya importante

489 | 11 julio 2017 | Opinión | Una Temporada en el Infierno | 54 vistas | comentarios
metro cdmx

“El águila sobre el @MetroCDMX Nopalera es la señal sagrada, por si dudaban de vivir en la Gran Tenochtitlan”. Foto: Especial.

Ramón Martínez de Velasco

El periodismo es una actividad en que el aprendizaje no termina nunca”: Manuel Buendía.

El título de esta colaboración semanal responde a que me acabo de enterar que quitaron mi crédito de una cosa titulada Programa Estatal de Divulgación de la Ciencia, lo que me da harta risa.

No importa. Mi recetario de periodismo no acaba allí.

Según he leído, el escritor José Emilio Pacheco dedicó varias líneas al periodista Manuel Buendía, extraídas de una conferencia del autor de Red Privada.

“Justo en el instante de proclamarnos dueños del saber y la perfección, se inicia la decadencia. Como ya somos perfectos, descuidamos la lectura, silenciamos la autocrítica y desdeñamos la crítica externa, si es que alguna vez la admitimos sinceramente.

“Se dice que los médicos no se preocupan mucho de sus errores, porque los entierran. Pero los periodistas publicamos los nuestros. Aunque lo intentemos, no es posible esconder nuestra ineficacia. Si hoy escribimos mal, o siquiera un poco deficiente, mañana se publicará tal cual.

“Hay, por supuesto, periodistas mejores que otros. Pero sería más exacto decir que hay periodistas que estudian y trabajan más que otros. La diferencia no está, pues, en el vestir y en el andar. Lo que hace la diferencia es el esfuerzo que se ponga en alcanzar estos dos objetivos: la posesión real del idioma y el desarrollo de un estilo.

“Característica de buen estilo es la antisolemnidad. Son solemnes los culteranos, los retóricos, los zafios y los impotentes. La solemnidad es un refugio para quienes pretenden esconder su incapacidad ante el desafío permanente del periodismo, que consiste en saber enfrentar las mayores complejidades –descripción o razonamiento– con un lenguaje fresco, ágil, sencillo, ameno y perfectamente capaz de crear belleza literaria.

“Una receta eficaz para no salir nunca de la mediocridad es leer poco: sólo un periódico al día, una revista a la semana, un libro cada tres meses. En cambio, la lectura abundante suele dar resultados tan generosos que hasta remedia la mala ortografía. Nada que llegue a nuestras manos ha de salir de ellas sin reflexión y análisis.

“Nadie puede dar lo que no tiene. Nadie será capaz de plasmar belleza literaria en las páginas de un libro, o de un periódico, si no se nutre de abundancia verbal. La conversación, a diferencia de las charlas banales, afina y disciplina el léxico y lo enriquece con los destellos de otros estilos. El mejor conversador es siempre el que sabe escuchar.

“Una última receta: manténgase redactando todo el día (…) Buendía citó a James Thurber: Nunca sé con seguridad cuándo no estoy escribiendo”.

Un auténtico periodista debiera estar preocupado por tener tiempo para comunicar lo que acaba de saber y aprender.

Eso ya se perdió, incluso en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que mensajeó la estupidez que les dejo en la imagen que acompaña esta pequeña colaboración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner