Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Nosotros estamos muertos

492 | 14 agosto 2017 | Opinión | Una Temporada en el Infierno | 86 vistas | comentarios

Ramón Martínez de Velasco

“Nos gobierna lo peor de la Humanidad”: ‘Rius’.
eduardo del rio rius

Cartón de ‘Rius’.

Cuando tuve la suerte de entrar a estudiar a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en el corazón de la Ciudad Universitaria de la UNAM, circulaba una revista que informaba más que cualquier periódico de la época: La Garrapata.

No con palabrería. Sino con trazos, líneas, ‘monos’, caricatura política… o llámenle como se les dé la gana.

El caso es que era un ‘periodismo perro’, que se daba el lujo de burlarse del periodismo y de los periodistas (ver imagen), en cuyas filas hoy se padece una crisis de identidad espantosa y en cuyo gremio ya anidaron vividores, petulantes, ignorantes, ‘gorrones’ y ‘fresas’.

A La Garrapata la acosó, hasta exterminarla, el entonces dizque presidente José López Portillo, un auténtico pillo.

A uno de sus ‘moneros’, Eduardo del Río (‘Rius’), se lo llevaron judiciales al ‘Nevado de Toluca’, ya de noche, donde lo golpearon y abandonaron para que allí agonizara por hipotermia.

Socarrón, ‘Rius’ contó que “gracias a ellos conocí esa zona. Nunca había ido”.

Eran los tiempos de otro simio: Gustavo Díaz Ordaz.

Antes de la UNAM conocí algo de su obra en la peluquería a la que iba mi papá: Los Supermachos y Los Agachados. En esa peluquería, de paso, hojeaba yo La familia Burrón, de Gabriel Vargas. Cual debe ser.

‘Rius’ falleció apenas, en Tepoztlán, uno de los ‘puentes de Wiricuta’.

Mismo día falleció el columnista Jaime Avilés. Escritorazo. Bien ‘perrón’.

Igual que ‘Rius’, con unos trazos dibujó lo que fue la capacidad de transgresión que habitaba en la sección cultural de El Financiero, editada y jefaturada entonces por otro ‘loco de dios’: Víctor Roura, a quien le dijo:

-Te dejo mi columna. Léela antes de publicarla. No se vaya a armar un desmadre.

Y a lo que Roura respondió:

-No, maese. Primero que se arme el desmadre y luego la leo.

¿No es, acaso ésta, una chulada de anécdota?

Ése periodismo ya se perdió.

También en agosto, hace siete años, falleció Ramón Martínez de Velasco, de enfisema pulmonar.

Su nombre es ahora un seudónimo y, en mi caso, un anonimato.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner